Una llama que todos llevamos

  • Inicio
  • /
  • Una llama que todos llevamos

Una llama que todos llevamos

July, 11, 2015
/ Prensa Internacional

TORONTO, PRNewswire.- La Ceremonia de Inauguración de los Juegos Panamericanos, producida por Cirque du Soleil, socio creativo oficial para la Ceremonia de Inauguración, habló del legado perdurable de las Primeras Naciones, de la bienvenida a culturas de todas partes del mundo, del poder inspirador de los atletas, y del legado orgulloso de los héroes del deporte canadiense, frente a una audiencia en vivo de 45,000 personas que agotaron las localidades, con cientos de millones de hogares presenciando la emisión alrededor del mundo .

El equipo de relevo de 4 x 100 metros canadiense que puso la nación a sus pies con su medalla de oro en los Juegos Olímpicos de 1996, llevó a cabo una carrera histórica que concluyó en lo alto de la CN Tower, la cual, hasta 2010, era la torre, edificio, estructura más alto del mundo, La audiencia luego vio el turno de la leyenda del atletismo canadiense Donovan Bailey, antorcha en mano, saltar desde la CN Tower antes de descender desde el cielo y entregar la llama para la Ceremonia Inaugural.

Después de que fueran izadas las banderas de los Juegos Panamericanos y de los Juegos Olímpicos, Saäd Rafi, director ejecutivo del Comité Organizador de lo Juegos Panamericanos y Parapanamericanos TORONTO 2015 (TO2015), habló de los Juegos y del legado que dejarán detrás. "El recuerdo de estos Juegos, y las bellas sedes que dejamos detrás, dirán a nuestros jóvenes en los años venideros: Inténtelo, vale la pena. Tengan esperanza, es lo correcto. Sean idealistas, es sabio", dijo Rafi. 

Luego el Dr. Julio C. Maglione, presidente de la Organización Deportiva Panamericana (ODEPA), les dio la bienvenida a los Juegos, a los atletas y a los visitantes. Luego se presentó un video en homenaje de Mario Vázquez Raña, quien falleció en 2015 y que era el presidente de la ODEPA en el momento de su muerte. El Gobernador General de Canadá, David Johnston, pronunció luego las palabras que todos estaban esperando oír: "Esta noche, declaro solemnemente inaugurados los XVII Juegos Panamericanos".

En un momento familiar emocionante, Marita Payne-Wiggins, miembro del equipo olímpico canadiense de relevo 4x400 de 1984 que ganara medalla de plata, le pasó la antorcha a su hijo, la estrella canadiense de baloncesto de la NBA, Andrew Wiggins.

Wiggins subio las escalinatas del estadio para encontrar al portador final de la antorcha, Steve Nash, dos veces ganador del Premio al Jugador Más Valioso de la NBA y actual gerente general del equipo masculino sénior de baloncesto de Canadá. Con el pebetero de los Juegos prendido, los 6.100 atletas de 41 países y territorios comenzarán a competir en 36 deportes a medida que se desarrollan los Juegos Panamericanos TORONTO 2015.