Terminó el sueño, pero dejaron viva una ilusión

  • Inicio
  • /
  • Terminó el sueño, pero dejaron viva una ilusión

Terminó el sueño, pero dejaron viva una ilusión

September, 09, 2015
/ Emir Alfaro Mercado / / /

Cuatro minutos nos separaban de la gloria... el partido estaba por terminar y en las tribunas se sentía una tensión y suspenso aniquilador... las esperanzas iban y venían en cada remate, tiro de esquina o tiro libre. Y cayó el gol al minuto 89, el 2-0 de Jamaica que le daba el boleto a la fase de grupos de la eliminatoria rumbo al Mundial de Rusia 2018.

Lo que se temía sucedió... Nicaragua, la Azul y Blanco, los Guerreros de Duarte, caían ante el sub campeón de la Copa Oro y el marcador global era de 4-3 a favor de los caribeños. Los dos goles que anotaron en Jamaica fueron determinantes para lograr el ansiado boleto y no cargar con una enorme pena de ser eliminados en esta instancia.

Los corazones se partieron, las lágrimas rodaron, el sueño quedaba roto en millones de pedazos, regado por toda Nicaragua. Pero un momento... ésa es Nicaragua, luchando de tu a tu ante Jamaica, superior en recursos, en fuerza y condición física; metiéndolos a problemas, con Juan Barrera mostrando su mejor futbol, el que lo llevó a Europa; con Carlos Chavarría enseñándoles al mundo que está para otro nivel; o Luis Copete convenciendo a miles que debería estar jugando fuera de Nicaragua.

Si, el sueño de seguir avanzando en las eliminatorias al Mundial de Rusia se acabó, pero queda la ilusión, que poco a poco de transformará en otro sueño, de ver a estos guerreros peleando en las Copa Centroamericanas o en las próximas eliminatorias, ya con más experiencia, con más "cancha" y más ímpetu.

La Azul y Blanco demostró que tiene para más... los goles no cayeron, se cometieron errores de marcación, pero se dominó a Jamaica!!! Y no es conformismo... simplemente realizaron un gran partido, dejaron su piel y huevos en la cancha, le cumplieron a su afición y sabemos que estamos para más.

El arquero Justo Lorente salvando la cabaña con grandes reflejos, Jason Casco y Copete, pareciendo un ejército en la zaga; Manuel Rosas frenando las llegadas por la derecha y Josué Quijano llegando hasta la línea final y volver a su puesto de defensa.

Marlon López creciendo en el segundo tiempo, auxiliando a Franklin López quien mandaba en la media cancha, y Chavarría y Barrera imparables para la defensa jamaiquina... Luis Galeano también con destellos del jugador que todos quieren en la posición de "enlace" en la Selección. Y Norfran Lazo, quien peleó, luchó, tuvo una, pero no entró...  al igual que el disparo de "Carlín" que pegó en el travesaño.

Y luego Alejandro Tapia, entrando por el lesionado Rosas, Raúl Leguías por Norfran y Dani Cadena por Galeano; cambios que intentaron darles posesión de balón y meter más peligro en la cabaña de Jamaica.

La Azul y Blanco no perdió, ganó el futbol, ganamos los miles de nicaragüenses que estaban esperando ese despertar y que de ahora en adelante mantendrán un ilusión que nos permitirá seguir soñando.