Porqué los Toros están celebrando

  • Inicio
  • /
  • Porqué los Toros están celebrando

Porqué los Toros están celebrando

October, 06, 2015
/ Edwin Calero Velásquez / / /

La edición 18 de los torneos superiores de baloncesto de la ACB, cerró con la misma intensidad que se vivió durante una temporada accidentada y llena de acusaciones fatales, como el de pedir un examen antidoping para algunos jugadores y directivos. Cosas insólitas, pero pasaron. Pero, los Toros del Norte solo capitalizaron el “Polvorín” que organizó Noel González desde el año pasado, pero que esta vez le explotó en la cara.

Los Leones de la Alcaldía de Managua desde que se estructuraron no han tenido estabilidad. Aún no conocemos el hombre proa de este conjunto, que este año debió ser desde un inicio Vansdell Thomas, pero que José Ramón Ríos con o sin presión lo relegó a la banca. Nadie anotó más puntos por los Leones en la final, que Vansdell. Produjo 81 puntos, con 22 rebotes y 8 asistencias, y solo estuvo en tres juegos como titular, para 159:39 minutos de acción.

Pero los egos, esos que sobran en este club lo relegaron desde el inicio de la temporada a la banca. Y Víctor de Barba tampoco tuvo opciones de conocerlo o ponerlo. Paúl Argüello después que terminó la Premier del año pasado, se corrió. Juan Mendieta comenzó con la ACB del año pasado y se marchó y a Paúl Escorcia, que ganó el título de la ACB en su único año en esta Liga como Director Técnico, Noel McKenzie que estaba quebrado del pie, casi lo puso de aguatero. Pero el técnico registrado era Paúl, que salió directo al hospital por el estrés.

Willy Colón los dirigió en Petén y Brasil, pero no aceptó venir hacia acá. Ese polvorín Noel González necesita desmantelarlo, contratar al hombre proa de su nuevo proyecto y al entrenador y con él diseñar los nuevos Leones.

Noel McKenzie, Carlos González, Jerrell Sanders y John Gardinier siempre fueron titulares en la serie final, y combinados produjeron 196 puntos de los 336 que fabricó el club. Vansdell casi anotó el 50% de estos 4 combinados.  El resto del club apenas hicieron 59 unidades.

Los 4 regulares capturaron 124 de los 173 rebotes, dieron 55 de las 83 asistencias y las únicas 5 tapas de la final, son de la cuenta de John.

José Dámaso, que perdió el primer juego de la serie, sabía que su talismán era Bartel López, pero quien haría desangraría al rival sería el norteamericano Deon Boyce, a quien escondió bien jugando de 3 y protegiéndolo de cualquier problema. Boyce fue el líder del club con 93 puntos anotados, pero no era lechuguero pues capturó 64 rebotes, uno menos que Bartel, claro con un juego más.

Bartel cerró con 62 puntos, 65 rebotes y 13 bloqueos, los que se contabilizaron. Pero no aparecen aquellos que cuando lo vieron en la pintura salieron corriendo, perdieron el balón o la pasaron mal a su compañero, por ello es que Bartel terminó siendo el Jugador Más Valioso.

Bartel, Deon, Gabriel Colón y Geovannie Jiménez fueron los cuatro abridores constantes y fabricaron 266 puntos de los 389 que fabricó el club. Capturaron 178 de los 195 rebotes, dieron 48 de las 74 asistencias y se quedan con los 18 bloqueos.

Al final los egos afectaron los números, los números a los resultados y los resultados solo tienen dos calificativos en una final: Campeón o fracaso.