La ACB en su máximo punto de ebullición

  • Inicio
  • /
  • La ACB en su máximo punto de ebullición

La ACB en su máximo punto de ebullición

August, 25, 2015
/ Edwin Calero Velásquez / / /

La fase regular del torneo superior de baloncesto de la ACB, tiene sus días contados. El martes primero hay doble programación paralela en Managua y Matagalpa, y quizás hasta ese día se conozca los clasificados. Pero el domingo los Tiburones abandonaron la cancha en La Trinidad y el artículo 20 del Reglamento de FIBA, válido en este torneo, es contundente: se pierde por incomparecencia.

Pero si queríamos una dosis adicional de emociones, pues los chavalos de la Premier la pusieron al derrotar 79x77 a los Trinis la noche de este lunes en el Polideportivo España, que fue estremecido hasta sus cimientos con el grito de más de 100 aficionados que llegaron desde La Trinidad a apoyar a su conjunto que les quedó muy mal, puesto que no tenían derecho a perder si querían que la ruta a la postemporada fuera más limpia.

Sin embargo, son los entrenadores los únicos responsables de los resultados. Anoche fue Juan Mendieta, quien de manera sostenida viene abusando de su quinteto abridor, al que expone los 40 minutos de juego, en una cancha cerrada en la que al menos había 35 grados de temperatura, con unos chavalos que les sobra vigor y corren sin freno y mucha prisa.

Pieter Prinsloo pidió cambió al final del segundo parcial y el sube y baja del juego no permitió el cambio, y tampoco usó la “malicia”, pues si estaba mal se hubiera sentado a media cancha para que los árbitros detuvieran el encuentro. Fue hasta que la chicharra sonó que se desvaneció en la cancha sur y fueron los aficionados quienes los auxiliaron. Juan ni se inmutó y los gritos de ¡Cacho! ¡Cacgo! No tenían eco pues Alvin estaba fundido y Pieter no habla español y la gente no entendía.

Cuando le llevaron el espray que le ayuda a llevar el asma, estaba tan rojo como un tomate. Respiraba por la boca y su rostro reflejaba pavor. Lo levantaron y lo llevaron afuera del edificio, y adivinen, Mendieta lo puso en el quinteto abridor del tercer período. Y al final solo caminaba y los chavalos le remontaron el marcador, los vencieron y los dejaron en terribles problemas.

Los chavalos ganaron 22x19 el primer parcial, y anunciaron que la noche sería larga para los aficionados estaban metiendo bulla, y aunque los norteños ganaron el segundo parcial 20x12, no existió el dominio que reflejaba ese parcial. Los Trinis ganaban 39x34 pero Cacho tenía 3 faltas, la velocidad de los chavalos lo habían complicado y Prinsloo estaba sin aire.

Y los Trinis comenzaron el tercer parcial con 8 puntos consecutivos, ganaban por 12 y todo era algarabía. Luis Callejas pidió tiempo, calmó a sus chavalos y los invitó a callar a los aficionados. Y Comenzó la faena, los Cachos sueltos, Jafet Cruz haciendo travesuras y Einer Morales complicando a los grandes.

20x17 ganaron los “corre caminos” de la ACB el tercer parcial y el pánico corría por los huesos de los norteños que apenas ganaban 56x54. Y el temor era que los suyos estaban sin aire y los chavalos parecía que andaban pulmones adicionales. Cacho dio la quinta falta, se tenía que ir y se fue. Einer también dio su quita, pero Jenson Campbell, un cipote menudito se duplicó sobre Prinsloo que apenas aguantaba su cuerpo.

¿Y Pepé?, bueno Armando Martínez se escondió y ni siquiera explotó a Nathaniel Barnes que andaba efectivo, ni siquiera hubo una pizarra o una jugada para explotarlo.

Y los hermanos Cacho sueltos, querían ganar y lo ganaron. Dayton cerró con 28 puntos, 3 rebotes, 3 asistencias y 3 robos; mientras su hermano Dalton marcaba 20 puntos, capturaba 8 rebotes, brindaba par de asistencias y robaba 2 balones más una tapa, además encestando 4 canastas de 3 puntos que llegaron en esos momentos que duelen. Jaffet con 10 puntos y 14 rebotes fue de gran valía en ambos lados de la cancha.

Barnes cerró con 33 puntos, pero no lo buscaron. Pieter cerró con 19 puntos y 14 rebotes, mientras Cacho se iba a descansar temprano con 12 puntos y 7 asistencias. Esta derrota complica a los norteños que tienen pendiente 3 juegos, que son ante los Tigres, Leones y Toros. Su balance de 9-8 debería ser 10-7 y con buenas expectativas para clasificar, pero ahora les quedan 3 juegos durísimos y los Tiburones podrían pasarlos.